LONGITUD DEL TRAZADO: 13,06 km
DURACIÓN (SOLO IDA / A PIE): 2 horas 30 minutos
DIFICULTAD: BAJA

 

 

RUTA 4_okA mediados del s. XIII, la entrada de las huestes castellanas en el territorio de la Vega de Sevilla se hace desde Carmona, conquistada en 1247. La toma de Lora y Tocina, concedidas por Fernando III a la Orden de San Juan en recompensa por su colaboración, marcó el comienzo del señorío sanjuanista. La memoria del pasado andalusí se mantuvo sin embargo en nombres de lugar como Guadajoz, topónimo de origen árabe que refiere al Wādī Šūš o “río salado”, antiguo nombre del Corbones.

La encomienda de Tocina se fundó ya en el s. XIV, desgajándose de la bailía de Lora y Setefilla. Junto con el término de Tocina, la encomienda contó con otras donaciones, como la aldea de Robayna en el Aljarafe, el molino de San Juan en Alcalá de Guadaíra o varios inmuebles en Sevilla. En Tocina, la iglesia de San Vicente (s. XVIII) refleja la época de esplendor de la Orden, propietaria de la mayor parte de las tierras de la comarca.

Esta ruta discurre principalmente por caminos rurales entre Guadajoz y Carmona. Es especialmente interesante la diversidad paisajística. En la vega del Guadalquivir predominan los cultivos frutales (documentados desde el s. XV) y los regadíos contemporáneos. Hacia Carmona van tomando protagonismo el cereal y el olivar, cultivos conservados desde la Edad Media.

 

Descargar Ruta de los caballeros de la Orden de Malta Guadajoz-Carmona

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *