El municipio de Peñaflor (www.penaflor.es), a 74 kilómetros de la capital hispalense, pertenece a la comarca de la Vega Alta y está situado en las estribaciones de Sierra Morena, al noreste de la provincia de Sevilla en contacto con la de Córdoba y sobre la margen derecha del Guadalquivir. Sus habitantes se denominan peñaflorenses y los poblados de Las Vegas de Almenara y Veredas son pedanías de Peñaflor.

El municipio, por su localización geográfica en la llanura aluvial del antiguo Beatis, muy próximo a su margen derecho y cercano también a las primeras estribaciones de Sierra Morena, se encuentra en una situación privilegiada que ha hecho que esta localidad haya tenido una historia larga y fructífera, sobre todo en épocas antiguas.

Los datos de mayor antigüedad que se tiene del muncipio son del periodo Neolítico, concretamente unas hachas de mano pulimentadas, de aproximadamente unos 4.500 años a.c. Sin embargo se puede afirmar, aunque sin datos arqueológicos que lo confirmen, que la zona fue habitada durante el periodo Paleolítico debido, precisamente, a esa localización a la que hemos hecho mención, y a que se encuentra en una zona del valle o depresión que no fue muy afectada por las transgresiones marinas en las épocas interglaciares.

En la localidad hay restos de muchos de los pueblos que han habitado en la provincia tales como prerromano, romano, musulmán, conquista cristiana y repoblación, Peñaflor en la Baja Edad Media, y siglos XVI a XIX.

Hablamos por tanto de una población llena de influencias a lo largo de la historia.

                                                                                                                                                                 Volver

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *