13La espoleá es una receta humilde que nace en la época de mas hambre donde se hacía con agua y harina y se aromatizaba con matalauva o anís en grano y canela.

Los tiempo pasaron y el agua se sustituyó por leche, haciendo esta receta aun mas rica.

A nuestros mayores, esta receta le recuerda malas época pero a los mas jóvenes nos recuerda a recetas de familias, a momentos de recuerdos, a reuniones familiares. Nos recuerda a nuestras raíces y a nuestra gastronomía mas rica. La espoleá es uno de los platos típicos de Las Cabezas de San Juan.

 

 

RECETA

Ingredientes:

1 bollo de pan blanco
5 vasos de leche
5 cucharadas de harina de trigo normal
5 cucharadas de azúcar
1 vaso de aceite de oliva virgen extra
1 cucharada de anis en grano o matalauva
1 rama de canela
1 corteza de limón
Canela molida

Preparación:

Cortamos el pan en dados y los freímos para obtener así los coscorrones de pan. Reservamos.
En una sartén ponemos el vaso de aceite y freímos la corteza del limón, la rama de canela y el anís en grano y retiramos del fuego. En una cacerola ponemos la leche ( 1 vaso por persona mas 1 vaso mas de apoyo ) y agregamos la harina, 1 cucharada de harina bien colmada por cada vaso de leche. Después ligamos todo y ponemos al fuego.
Añadimos el aceite colado. Cuando tengamos todo el aceite agregado, cogemos con una cuchara un poco del anis en grano frito y lo añadimos a la leche, un poco nada mas.

A fuego medio, sin dejar de remover, se nos espesará la poleá. Cuando esté espesa, bajamos el fuego y agregamos el azúcar. El azúcar suele ser al gusto pero en torno a 1 cucharada de azúcar por persona. Probamos y si lo queremos mas dulce, le agregamos mas azúcar. Servimos la poleá en platos hondos, cubrimos con una capa de canela molida y ponemos por encima una capa de coscorrones de pan frito. Servimos caliente.

Volver

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *